Silvia Marsó envejece y crece en 'El zoo de Cristal'

jueves, julio 30, 2015

Entrevista a Silvia Marsó en "Las mañanas de RNE"

Hace 70 años se estrenó El zoo de cristal, el primer éxito de Tennesse Williams que ha sido adaptado para cine y teatro y hoy en día sigue triunfando. "Los grandes autores son universales y pueden perdurar siglos", asegura Silvia Marsó.

La actriz protagoniza la adaptación teatral que ha hecho Eduardo Galán de esta obra del autor estadounidense. Ha girado por toda España y ahora llega al Teatro de Bellas de Artes de Madrid


Después de ser Yerma, Silvia Marsó vuelve a encarnar un personaje intenso y con gran carga dramática: Amanda Wingfield. "Tennesse Williams tiene mucho en común con Lorca, en cuanto a la poética y en cómo ambos autores comprendían a los seres humanos con todas sus complicaciones". 

Y Amanda es una mujer compleja, que vive obsesionada por el futuro de sus hijos y enferma de nostalgia, de un pasado esplendoroso que perdió. La actriz confiesa que le ha costado mucho "escarbar" en las profundidades de su personaje para la que también se ha tenido que echar años encima. "Ha sido un acto de valentía porque está todo Madrid plagado con carteles con mi cara de mujer mucho mayor", dice entre risas. "Pero yo no quiero permanecer joven eternamente, operación tras operación, mi ideal es ser una Irene o una Julia Gutiérrez Caba, y poder interpretar papeles de señora mayor con dignidad".


Williams ambientó esta ficción en los años 30 en el sur de los Estados Unidos. Una familia en la que el padre ha abandonado a su mujer y sus hijos. La pequeña, Laura, padece una cojera que le convierte en una mujer insegura. Con tintes cómicos retrata una tragedia personal pero "Amanda tapa la pérdida, el desarraigo, la frustración, con un exceso de lucha y vitalidad y no deja fluir su necesidad de compasión", explica la actriz. 

Un texto autobiográfico, en el que Tennesse Williams habla de sí mismo "de cuando tomó una decisión muy importante, que no puedo desvelar, y que cambió la vida de muchas personas y narra la situación de su país, qué estaba pasando para que él tomara esa decisión".

También retrata la lucha por los sueños, la libertad de los seres humanos por alcanzarlos, la esperanza "y de alguna manera desmantela el sueño americano del triunfo y del todo va bien". 

Asegura Silvia Marsó que el resto de personajes, interpretados por Carlos García Cortázar, Alejandro Arestegui y Pilar Gil, están tan bien escritos que la gente se puede sentir identificada y puedes empatizar mucho con ellos "todos dignos de estudio".

Hasta el 26 de julio El zoo de cristal se puede ver en Madrid y a partir del 12 de septiembre estarán de gira por toda España.

Fuente RNE | Por Raquel M. Alonso

También te puede interesar

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *